“El Big Data ha llegado para quedarse y supondrá un cambio de paradigma”

Carreras profesionales y empleabilidad

Jochen Grüning, director de sistemas en Hospiten y profesor del Máster de Big Data y Business Analytics de la Universidad Europea de Canarias

10 Ago 2017


Según un informe del BBVA, el mundo se inunda de datos a un ritmo de incremento del 40% al año, ¿están las empresas canarias aprovechando todo este torrente de información?

“Hablo por nosotros y la respuesta es no. Todavía no hemos entendido el valor de la información que tenemos en la mano, o mejor dicho, el valor que podríamos tener en la mano. Para llegar al cliente, seguimos fiándonos de los canales clásicos. También hay que decir que la interpretación que damos actualmente a la legislación de protección de datos nos limita bastante”.

También hay previsiones, por parte de Telefónica, de que la revolución Big Data puede aportar a la economía más de 200 millones de euros en el 2020, acelerar la productividad medio punto en los próximos 10 años y, sobre todo, crear más de 4 millones de empleos en este ámbito, ¿es un buen momento para apostar por el reciclaje o la formación en este terreno?

“Creo que el Big Data ha llegado para quedarse. Me recuerda al momento en el que se empezó a utilizar la palabra ‘Cloud’. Inicialmente se dijo que es solo otra palabra de moda para algo conocido y es ahora cuando todos entendemos que en realidad es un cambio de paradigma. El Big Data tendrá un efecto similar. Lo que ahora se utiliza todavía en entorno de investigación y en grandes empresas, a corto y medio plazo, será imprescindible en un alto porcentaje de proyectos. Por lo tanto, estamos en el mejor momento para formarse ya que este es el inicio de una nueva fase donde todavía hay mucho que aprender y mucho que descubrir”.

A día de hoy, ¿hay escasez de profesionales en Canarias en áreas claves para los próximos años como Big Data, Business Inteligence y Business Analytics?

“En general hay escasez de profesionales con estudios y experiencia en proyectos importantes. En nuestro caso estamos contratando nuestros ingenieros directamente de las universidades y los tenemos que formar nosotros mismos. Siempre estamos comentando que echamos en falta personas que nos enseñen a nosotros”.

Se habla mucho sobre transformación digital en la empresa privada, pero, ¿cómo va la Administración Pública en este sentido? ¿Qué pasos se han dado y cuáles son los retos más inmediatos?

“En el sector de la salud, ha hecho sus deberes y, en comparación con el sector público en otros países europeos, está por encima de la media, en lo que se refiere a gestión de pacientes e historia clínica digital. Obviamente hay lagunas y obviamente tienen un gran problema debido a la descentralización del sistema de salud en España. Ahora bien, si hablamos de proyectos punteros y Big Data, actualmente no me constan proyectos y dudo que haya muchos. Supongo que las prioridades son otras”.

Bajo la etiqueta millenial se ha querido definir a personas que piensan y trabajan en digital, pero parece que hay un especial empeño en que estos valores y habilidades sean patrimonio de una determinada edad, ¿de verdad algún profesional, independientemente de su edad, puede permitirse el lujo de quedarse al margen? ¿Los jóvenes están realmente formados para el cambio que se está produciendo?

Soy padre de 3 hijos de 18, 16 y 5. Son muy hábiles en el uso de equipos electrónicos y saben moverse en el entorno de redes sociales, pero no confundamos los conceptos. Técnicamente no nos llevan ninguna ventaja porque el cambio no es tan drástico. Seguimos hablando de los mismos equipos con procesador, memoria RAM y memoria lenta, que ejecutan programas y reciben input y generan output. Por lo tanto, y hablando de Big Data, se producirá un cambio importante, pero técnicamente no se basa en conceptos que se nos cierran a los ‘viejos’.

¿Qué espera trasladar o enseñar a los estudiantes en este Máster de Big Data y Business Analytics?

“El potencial que tiene la tecnología Big Data en el sector de salud. De hecho, ya está comenzando a revolucionar el modo de tratar al paciente y ayudará a crear un plan detallado y personalizado de prevención para el ser humano del futuro. Existen actualmente muchos proyectos, sobre todo en el área de oncología. Pero también me gustaría tratar los riesgos de esta tecnología. Los aspectos de protección de datos y de bioética, para mencionar algunos”.